Escribe para buscar

¿Robots o periodistas?

Prensa & PR

¿Robots o periodistas?

Compartir

Sverker Johansson, un profesor de ciencias sueco, es la persona que más entradas ha creado en Wikipedia: 2,7 millones de artículos, unos 10.000 al día, el 8,5% del total de entradas que componen la enciclopedia libre. ¿Se puede escribir tanto en un día? Obviamente no. Así que, para lograr estas cifras, Johansson ha contado con la ayuda del robot Lsjbot. Y es aquí donde surge el debate, ¿puede un software redactar con la misma calidad y el rigor informativo con el que lo haría un periodista o un profesional especializado?

Parece que algunos medios lo tienen claro. Y es que, tal y como publicaba recientemente Radiocable.com, la agencia Associated Press ya ha comenzado a utilizar robots de la empresa Automated Insights para producir noticias automáticamente, especialmente artículos sobre resultados financieros de las empresas que cotizan en Bolsa. Han calculado que gracias a estos sistemas podrían pasar de hacer 300 notas manuales cada trimestre a 4.400.

Y no son los únicos que creen en el periodismo hecho con robots. Según informa El País, desde hace tiempo Reuters los utiliza, el New York Times genera información deportiva creada por algoritmos matemáticos y Los Ángeles Times publicó en marzo la primera noticia, una información de última hora relativa a un terremoto, compuesta o creada (cuesta decir redactada) por un robot. Forbes, por su parte, utiliza soluciones tecnológicas de Narrative Science para crear historias de forma automática a partir de tablas de datos de empresas. Lo mismo, como decíamos, sucede con Wikipedia.

Pero, ¿con qué objetivo se introducen estos robots en las redacciones? Principalmente para liberar a los periodistas de tareas tediosas como recopilar datos y elaborar noticias automatizadas. Según explican desde AP, los robots se encargarán de publicar el qué, quién, cuándo y dónde de una noticia. Los periodistas averiguarán el cómo y el por qué, y tendrán más tiempo para analizar los datos, identificar tendencias y buscar exclusivas.

De este modo, se pretende ganar profundidad en las noticias, algo que en los últimos tiempos, especialmente con la aparición de los medios digitales, parece que se ha perdido en pos de la producción masiva, y prácticamente en cadena, de artículos, noticias, posts para blogs, mensajes en redes sociales o interacciones con la audiencia y los lectores.

Lo que aparentemente se presenta como una herramienta para facilitar, e incluso hacer más interesante el trabajo de los periodistas, se recibe con escepticismo en un sector afectado desde hace tiempo por la crisis y por la falta de oportunidades laborales. ¿Serán los robots los culpables de que todavía se reduzcan más las plantillas de periodistas? No deberíamos temer.

Y aunque los robots ya han conquistado otros sectores como el de la atención al cliente o el de los servicios de venta online, y los expertos prevén en un futuro la automatización del 50% de los puestos de trabajo actuales, el periodismo seguirá necesitando ese aporte de interpretación que, de momento, sólo un periodista puede dar. Así que, como siempre, la bondad o maldad de las tecnologías radica en el uso que les demos. Y los robots, si vienen para liberar al periodista y facilitarle el trabajo, sólo podemos decir que bienvenidos sean!

 

Tags:

Puede interesarte también...