Escribe para buscar

Los diarios desaparecen. El periodismo no.

Estrategias Prensa & PR

Los diarios desaparecen. El periodismo no.

Compartir

Aureli Vázquez, periodista.

Empezaré por el final: éste es un artículo optimista que acaba exactamente como sugiere el titular: la prensa escrita desaparece; el periodismo, no. Comienzo con este auto-spoiler para que las cifras que daré no cojan desprevenidos a los lectores. Hace ya años que tenemos entre manos el debate sobre el futuro de la prensa escrita. Abandonado el discurso apocalíptico de hace unos años (muy similar al que provocó la irrupción de la radio en los años 30), parece que las posiciones se han moderado: ya son pocos lo que apuestan por la desaparición total de la prensa escrita, y menos aún los que confían en una recuperación del papel como medio favorito. Quizá porque la realidad ha ido imponiendo su propia lógica, ajena a las opiniones de unos y otros. Y esta lógica, a día de hoy, dice que la prensa retrocede de forma contundente mientras que los medios online crece exponencialmente.

Ya no es una opinión, ni un pronóstico más o menos acertado: es un hecho. Leo en la web de la AIMC un documento titulado Marco General de los Medios en España que hace un retrato contundente. Fijaos: la penetración de los diarios en la sociedad española alcanzó en 2008 su punto álgido (42,1% de la población), mientras que ahora se sitúa en el 29,8%, es decir, el nivel más bajo desde 1980.  Vayamos al tiempo dedicado a los medios: en 2008 dedicábamos una media de 17 minutos a la prensa diaria. Ahora son 11 minutos, la cifra más baja desde que se empezó a medir, en 1997. En cambio, el consumo de Internet ha pasado en este mismo periodo de 41 a 100 minutos. Es decir: dedicamos 10 veces más a Internet que a la prensa.

Pastel de la inversión publicitaria en España. Fuente: AIMC

Pastel de la inversión publicitaria en España. Fuente: AIMC

Bien, podría ser una caída puntual: un bache derivado de la crisis, se podría argumentar. Pero me temo que en este punto las cifras tampoco dejan mucho espacio para la duda. Por supuesto que nadie tiene una bola de cristal, pero la lógica (esa misma que nos habla a través de los datos) impone su ley implacable. Vamos a ver qué ha ocurrido durante los años de crisis con otros medios. Entre 2008 y 2014, el consumo de televisión ha pasado de 224 a 237,8 minutos, muy cerca de su máximo histórico. La radio, muy golpeada también por la crisis, ha pasado de 104 a 108 minutos, muy cerca también de su máximo histórico.

El diario digital PR Noticias hablaba hace pocos días de «absoluto desplome de la prensa escrita», y lo hacía con datos. A saber: entre 2008 y 2014, y según datos de la OJD, los diarios El Mundo, ABC, El País y La Razón han perdido la mitad de su difusión. Lo más significativo es que las cifras caen también respecto a 2013 (un -11% en difusión). Esto explica que, desde el inicio de la crisis, hayan desaparecido más de 25.000 quioscos de prensa en España. Más evidencias: la Asociación de la Prensa de Madrid anunciaba a finales de 2013 que, entre 2008 y 2013, habían cerrado 280 medios (la imensa mayoría en papel). ¿Y qué dicen los anunciantes? ¿Confían las empresas en la prensa escrita? Veamos. Según el Estudio Infoadex de inversión publicitaria en España 2014la inversión en prensa escrita durante 2013 (último dato disponible) cayó un 13,5%, batacazo notable que un año más confirma la pérdida de confianza de los anunciantes. ¿Adivinan qué pasó con la publicidad en Internet? Pues que creció, concretamente un 1,8%. En conjunto, la inversión en prensa diaria ya sólo representa un 15,6% del ‘pastel’, lejos de del 40% de la tele e incluso del 21% de Internet.

La verdad es que todos estos datos, en mi opinión, no describen un panorama pesimista (lo sería si la prensa fuera el único medio posible para el periodismo). Sencillamente, retratan un nuevo estado de cosas; un nuevo sector y una nueva profesión, definitivamente reiventada, que ha dejado atrás el papel (recordemos: el 15% del total de la inversión y lectores en caída libre). Así que digámoslo ya alto y claro: la prensa en papel desaparece, o tiende a desaparecer (el tiempo dirá si mantiene un lugar en nuestras vidas).  Pero el periodismo, es decir, el difícil arte de contar cosas de la manera más fidedigna posible, sigue vigente. Ayer, en la prensa escrita. Hoy, y parece ser que sobre todo mañana, principalmente en Internet. Cambia el soporte, cambian los retos. ¡Ahora nos toca superarlos!

Tags: